3

Receta de níscalos con patatas: cómo cocinar níscalos

Seguramente muchos sois amantes de la micología: tanto de su recolección, como de su degustación culinaria. Hoy os traemos una receta típica de Soria para enseñaros cómo cocinar níscalos, los níscalos con patatas. Un delicioso plato otoñal que hará las delicias de los seteros más gourmets.

Otro de los atractivos, uno más, de la provincia de Soria, y, seguramente, una de sus señas de identidad, es que es el lugar idóneo para disfrutar de la gran variedad de setas, probablemente más de 700 especies, muchas de ellas comestibles, que cada año fructifican a lo largo y ancho de su geografía, especialmente en la comarca de Pinares,  en el límite con la provincia de Burgos, donde se ubican los Picos de Urbión, lugar donde nace el Duero y la mítica Laguna Negra que inspiró a Antonio Machado “La tierra de Alvargonzález”.

Buscar setas es, sin duda, una de las actividades más relajantes que pueda llevarse a cabo, sobre todo durante el otoño. Para ello tan sólo es necesario calzado y ropa cómoda, una pequeña navaja y una cesta de mimbre. Disfrutar de su recolección en un medio natural,  para después degustarlas, hace que la provincia sea, para los apasionados de la micología, un paraíso. El níscalo es una de las variedades, quizá la más popular, que espera, en los pinares de Soria, a los amantes de la naturaleza y de los hongos. Por ello sugerimos probar un guiso de níscalos con patatas, que, además de delicioso, es perfecto para los días otoñales.

Ingredientes para hacer níscalos con patatas

  • Aceite de oliva.
  • Ajo.
  • Cebolla.
  • Pimiento verde.
  • Pimentón.
  • Chorizo.
  • Tomate natural.
  • Caldo de carne.
  • Pimientos rojos.
  • Laurel.
  • Patatas.
  • Níscalos.
  • Sal.

Receta de níscalos con patatas en 7 pasos

  1. En primer lugar hay que limpiar cuidadosamente los níscalos para que no les queden restos de tierra. Una vez limpios y cortados en trozos, se reservan.
  2. En una cazuela se fríen, con aceite de oliva, un par de dientes de  ajo troceados, hasta que se doren.
  3. A continuación se añade la cebolla y el pimiento verde, que se habrán cortado finamente, y se rehogan a fuego lento.
  4. Llega el momento de incorporar los níscalos junto a una cucharadita de pimentón.
  5. Se sofríe ligeramente y se pone un poco de tomate natural, se rehoga todo y se añade el chorizo curado,  cortado en daditos.
  6. Se cubre todo con un caldo ligero de carne y, cuando empiece a hervir, se añaden las patatas peladas y chascadas en trozos medianos, junto a unas tiras de pimientos rojos y un par de hojas de laurel.
  7. Se deja que el guiso se haga a fuego lento, para que quede más sabroso, y a mitad de la cocción se comprueba si es necesario rectificar el punto de sal. Hay que tener en cuenta que el níscalo es una seta de carne más compacta que otras, por lo que deberemos cocinarla más tiempo.

¿Qué os parece la receta? ¿La conocíais? Esperamos vuestros comentarios, y si queréis visitarnos, no dudéis en reservar vuestro fin de semana en La Casa de la Huerta.

Receta elaborada por María Jesús Alonso Ramos

Disponibilidad-tarifas-casa-rural

Print Friendly

3 Comments

  • Chiqui 18/12/2016 at 12:29

    Muy muy buena receta, al menos la primera vez que los cociné quedaron buenísimos.Esta es la segunda y espero superarme, pero ya veremos…

    Responder

  • manuel jesus benitez benitez 09/01/2018 at 21:40

    gracias es una buena receta yo le añado un poco de carne y alubias y esta de 10

    Responder

  • Carlos Fuentes 26/01/2018 at 15:48

    Excelente receta, solo ha faltado poner las cantidades, pero con un poco de lógica se apaña; lo de añadir un poco de carne de guisar le va muy bien, pero siguiendo solamente la receta esta muy rico.

    Responder

Comentarios del post